-------

------------------------------------------

> CIHaM / FADU / UBA

 

 

[Versión PDF]

Octubre 2016
Por Artemio Pedro Abba


La insustentabilidad energética urbana / Una mirada metropolitana sobre el tarifazo

Autor: Artemio Pedro Abba, Coordinador General del Observatorio Urbano Local – Buenos Aires Metropolitana (OUL-BAM), CIHaM/FADU/UBA.

 

Cuando se pone en práctica un brutal aumento de las tarifas de un servicio público que no contempla el impacto social del mismo y un plan de inversión en el sector para eliminar déficits de cobertura, se puede legítimamente hablar de tarifazo [i] . Y de esa manera lo entendió la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) cuando produjo el fallo anulando el “reajuste” de las tarifas de suministro residencial de gas y condenó al Poder Ejecutivo a realizar las Audiencias Públicas instituidas constitucionalmente como requisito previo para modificar el correspondiente cuadro tarifario [ii] .

 

>Retomando el enfoque del OUL-BAM, adoptado cuando se efectuó el análisis del subsector eléctrico [iii] , el presente comentario sobre las tarifas de gas hará eje en la distribución, más allá de que también existan problemas en el ámbito de la producción y el transporte de este subsector energético. La decisión se fundamenta en que en ese tramo de la prestación del servicio de gas es donde se manifiesta la dimensión más cruda de la crisis energética en el ámbito metropolitano.

 

Nueva estructura territorial del consumo energético metropolitano / Colapsa una vetusta red de distribución que creció sobre la antigua trama barrial

FUENTE: elaboración propia en base a datos de la Secretaría de Energía de la Nación

 

 

Se enfatizaba, en el caso de la electricidad, que  los cambios en las últimas décadas se habían producido en la estructura territorial del consumo y también en las mutaciones de los modos consumo, se suple gas por electricidad, mientras la red de distribución se había mantenido estanca. Esta situación hace que se produzca un desajuste creciente entre el vetusto cableado de distribución eléctrica y la nueva estructura territorial de la demanda, originando el aumento de cortes del suministro eléctrico tanto en magnitud de las áreas afectadas como en duración de los mismos [iv] .

 

El reciente fallo de la CSJN frenando el tarifazo del gas reafirma un rumbo, considerando el anterior fallo sobre la Cuenca Matanza Riachuelo, que va sentando jurisprudencia en el nuevo campo doctrinario sobre el derecho a la ciudad. Así como frente a un bien público en peligro el supremo tribunal exigió a las jurisdicciones involucradas (Nación, Provincia y Ciudad) su tutela más allá de la interjurisdiccionalidad del recurso en riesgo, en esta oportunidad resguarda el acceso a un servicio “esencial (la energía) imprescindible para la vida humana en las ciudades.

 

Así como en materia de electricidad domiciliaria existen falencias en la red de distribución generando una secuencia de micro eventos de desastre que dejan enorme cantidad de damnificados especialmente entre aquella población más vulnerable, en materia de gas se observa un fenómeno aún más excluyente. El mapa de la carencia de gas de red pública es elocuente al mostrar que en la Buenos Aires Metropolitana (BAM) existen fuertes desigualdades, tan pronunciadas como en el país en su conjunto, en situaciones de densidad y configuración del hábitat que impide el uso de combustibles alternativos  por su inexistencia o el riego acarreado (leña, carbón, etc.).

 

Mapa metropolitano de carencia de gas por red pública en la Buenos aires Metropolitana

 

 

FUENTE: elaboración propia en base a datos del Censos de Población 2001 y2010

 

El mapa metropolitano de carencia de gas por red pública muestra su peor situación en la 2da. Corona donde aproximadamente la mitad de los hogares no están conectados seguida por la 3ra. Corona con valores de más del 40 %. Pero el mapa por jurisdicción muestra que los Partidos de Moreno (67,96 %), Pilar (66,40 %), Marcos Paz (66,33), General Rodríguez (65,72 %), Cañuelas (63,77 %) y Brandsen (60,22) superan largamente el promedio de la 2da. Corona, de hogares que carecen de acceso al suministro de gas de la red pública.

 

Sin embargo la desigualdad se muestra más aguda  aun cuando se asocia la situación los habitantes urbanos carecientes a su nivel de hacinamiento por cuarto, indicador que se asocia a pobreza de tipo estructural [v] . En el Partido de Moreno, la jurisdicción de la BAM con más carencias registradas en 2010, la no disponibilidad del recurso para los hogares con hacinamiento crítico (más de 3 personas por cuarto), se eleva al 90 % y se puede observar que con regularidad la carencia disminuye al 50 % cuando bajan los niveles de hacinamiento (que igualmente sigue siendo considerable).

 

Si se analiza la variación 2001-2010 de las carencias de conexión a la red de gas emerge la sorpresiva evidencia de que la CABA registra el aumento mayor en la Buenos Aires Metropolitana. Este rasgo se explica cuando se observan los cambios socioterritoriales internos en el período, si bien la ciudad en su conjunto crece muy poco, se produce un clivaje que refleja emigración de hogares de altos recursos [vi] que residían mayoritariamente en el Norte e inmigración de hogares de bajos recursos que se localizan en el Este y Sur porteño.

 

La CABA registra el mayor aumento hogares sin conexión a red pública de gas en la

Buenos Aires Metropolitana en el período 2001-2010


FUENTE: elaboración propia en base a datos del Censos de Población 2001 y2010

 

Esto queda corroborado por los datos de la variación de la población y su situación habitacional que muestra que aquellas Comunas que han crecido en términos de población total son las que también reflejan un mayor crecimiento de la población residiendo en villas en el período 2001-2010. También se verifica que en esas Comunas residen mayoritariamente los hogares que carecen conexión de gas a red y por otra parte registran altos valores de hacinamiento por cuarto.

 

Pese a estas incontrastables situaciones de inequidad la discusión durante la Audiencia Pública se centró en el nuevo cuadro tarifario propuesto que afecta a la población conectada a la red pública de gas. La propuesta del Ministerio de Energía y Minería, luego de sucesivos bloopers que la antecedieron, propone una quita de subsidios que si bien se prolonga en el tiempo no considera la capacidad de pago de los usuarios y deja el precio de la energía en boca de pozo atado a precios internacionales en dólares, lo que sin duda llevará a un futuro colapso de la sustentabilidad social sistema.

 

Pocas voces durante la Audiencia Pública, con la excepción del diputado Federico Pinedo [vii] , aludieron a la dramática situación de la alta proporción de hogares en el país que aún no están conectados a la red pública de gas. Estas familias excluidas constituyen los más perjudicados, situación que muestra una aguda inequidad territorial tanto a nivel nacional (las provincias Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones carecen de red), como al interior de la Buenos Aires Metropolitana como lo muestran los datos analizados.

 

Según el informe difundido por el Centro de Estudio de la Regulación Económica de los Servicios Públicos de la Universidad de Belgrano, en las escalas más sensibles del consumo (250 y 1.000 m3 anuales), las familias que consumen Gas Licuado de Petróleo (GLP), la común garrafa, sin tarifa social pagan un 62 y un 114 % más que los conectados a red [viii] . Esta limitación cae no solo sobre los que no pueden acceder a la tarifa social, sino también porque las familias alcanzadas por el suministro  subsidiado dado que estos últimos, en los meses del año más riguroso, requieren un número superior a las 2 garrafas  subsidiadas autorizadas mensualmente.

 

 

No es concebible que tal deuda acumulada en la red de distribución domiciliaria de gas, que se suma a la del inadecuado cableado eléctrico, no fuera tratada con suficiente atención en la reciente Audiencia Pública realizada. No se informó sobre los planes de inversión a corto, mediano y largo plazo para subsanar la falta de cobertura de la red de distribución de gas que recae con mucha mayor dureza sobre los sectores de menores recursos, dado que las familias de altos niveles de ingresos pueden suplantar esa carencia por otros modos alternativos.

 

Tampoco se habló de las razones que habían motivado que las empresas no invirtieran en los últimos años, período en el que, si bien no se registraron aumentos de tarifas, el Estado se hizo cargo a través de subsidios de solventar la producción, transporte y distribución en este subsector energético. Es necesario que se asuma el tema de las inversiones en infraestructura y que se piense integralmente el sistema energético metropolitano (gas, electricidad y nuevas formas de captación de energías renovables) para hacerlo más justo socialmente y por otra parte sostenible en el tiempo corrigiendo los déficits actuales y previendo los crecimientos futuros de la demanda.

 

Resumen de los temas metropolitanos del período analizado

 

>Este informe abarcó un semestre del año 2016, debe recordarse que habitualmente se producen informes trimestrales, lo que motivó la acumulación de un número inusual de eventos. Pese a la abultada cantidad de información de temas metropolitanos en el período analizado el sector de Redes de Infraestructura y la cuestión del tarifazo en materia del subsector del gas emerge claramente como la cuestión central del semestre, fundamentalmente por la intervención de la CSJN y la importancia histórica de su fallo.

 

 

INSTITUCIONALIDAD METROPOLITANA / ANALISIS DE COYUNTURA / Período 1/04/16 al 30/09/16

La conmoción social que provocó el tarifazo concentró fuertemente la atención de la población y los medios en la Audiencia convocada por la cuestión energética que además contó con la presencia de las muy cuestionadas máximas autoridades del sector, (Clarín, 18-08-16). Las exposiciones de los funcionarios se extendieron sobre los fundamentos respaldatorios del cuadro tarifario propuesto (aunque tal como se expresó no dieron cuenta sobre planes de inversión de las empresas para subsanar el déficit acumulado), y por otra parte una larga lista de objeciones planteadas por dirigentes políticos, instituciones, ONGs, académicos y ciudadanos.

 

Un hecho inusual fue que durante solo 4 días (16 al 19 de septiembre) se produjeron 3 Audiencias Públicas sobre temas diferentes pero que atañen a la institucionalidad metropolitana:

a) la comentada centralmente sobre Tarifas de Gas,

b) la referida a la actualización del PISA por parte de ACUMAR, en el sector Saneamiento, y

c) el Proyecto del Paseo del Bajo en el sector Transporte.

 

Podría argumentarse que la simultaneidad de los eventos atentó contra la posibilidad de mayor participación, pero sin embargo es un avance indudable de los derechos ciudadanos que se hayan podido abordar cuestiones de tanto interés para el futuro de la BAM desde esa todavía poco experimentada institución constitucional.

 

Después de un largo período de desgastante forcejeos por la ocupación de los lugares más apetecibles del Organigrama de la ACUMAR (varias veces modificado) que puso en duda las bondades de la situación monocolor en la BAM, se convocó a una Audiencia para la puesta en consideración de la actualización de los lineamientos del Plan Integral de Saneamiento Ambiental de la Cuenca Matanza Riachuelo (PISA). Durante el evento el presidente de la FARN, una de las ONG que componen el Cuerpo Colegiado que debe velar por el cumplimiento del plan, expreso sin embargo: “Este plan no tiene diagnósticos específicos, ni líneas de acción concretas. Seguimos sin saber qué se entiende por recomposición ambiental y esto es importante para que otros organismos no le impongan sus proyectos propios, a una Acumar que fue perdiendo protagonismo", (Nueva Ciudad, 16-09-16).

 

La tercera Audiencia en tan breve lapso fue llamada para el tratamiento del Paseo del Bajo, proyecto largamente demorado de unión del corredor costero del sistema de autopistas de la Buenos Aires Metropolitana, y constituyó la oportunidad para conocer mayores detalles de la propuesta y la exposición de las objeciones planteadas por instituciones sociales y profesionales, (La Nación, 16-09-16). Debe consignarse además que en el transcurso período analizado el Ministerio de Transporte relanzó de la Agencia Metropolitana de Transporte (AMT), si bien cabe aclarar que por el bajo perfil que le fuera otorgado pareciera más el cumplimiento de un requisito para la efectivización de programas de financiamiento internacional (se anunció en relación a esto la licitación de la Red Expreso Regional, RER, durante el año en curso) que la intención de su funcionamiento efectivo (La Nación, 9-06-16 y 16-09-16, y Clarín, 30-05-16).

 

Adicionalmente, durante el semestre considerado, el Gobierno Nacional anunció la “Cobertura Universal de Salud” que  incluirá según lo expresado a unas 15 millones de personas sin obra social que contarán con una credencial con su ficha médica e historia clínica y podrían acceder a descuentos en medicamentos (Clarín, 2-08-16), convergente con posibles soluciones a la problemática sanitaria metropolitana. Una iniciativa de tales características deberá tomar nota del informe del Ministerio de Salud de la Provincia que establecía que el 75% de los hospitales bonaerenses  se hallan en estado crítico (se trata de 53 de los 79 establecimientos públicos que dependen de la Provincia) estimándose que faltan 636 camas y 2.103 profesionales en medio de protestas por bajos salarios y violencia (Clarín, 17-09-16).

 

Por otra parte mientras el presidente del ENaCom anunciaba que habían liberado las frecuencias de cuarta generación (4G) en 700 Megahertz (MHz), para asignárselas en breve a los operadores de telefonía celular y que puedan mejorar el servicio de comunicaciones móviles (Clarín, 16-07-16), no se avanza en exigencias a las empresas para que adopten tecnologías que eviten el riesgo presunto de las antenas de telefonía celular cuando el ministro de Comunicaciones anuncia que se usarán las terrazas de edificios públicos para instalar nuevas antenas, (La Nación, 7-04-16).

 

Finalmente siguen los pronunciamientos sobre la oportunidad histórica para un avance inédito en la gestión conjunta de la Nación, La Provincia y la Ciudad que vienen pensando de manera más asociada como administrar los recursos, para que en el corto plazo se pueda salir de la situación apremiante en la Buenos Aires Metropolitana, (idM, mayo-2016). Problemática a la que aludía la intendenta de La Matanza, y elegida recientemente presidenta de la FAM, Verónica Magario, cuando decía refiriéndose a la situación del conurbano: “Los municipios podemos proteger por un tiempo, pero la ola nos va a arrasar a todos”, (APU, 30-01-16), en coincidencia con informes de fuentes acreditadas como el Observatorio Social de la UCA sobre el agravamiento de la situación de pobreza en la BAM (La Nación, 10-09-16).

 

APA



[i] La gradualidad se encuentra en las antípodas de la brusquedad, característica de las políticas de shock, Mario Juliano R, Revista AMFIBIA, septiembre 2016

[ii] Según el especialista en derecho administrativo Agustín Gordillo “recién viene a adoptarse en forma expresa con carácter legislativo en las primeras leyes que hacen al control de los servicios privatizados, sin perjuicio de algunos antecedentes de interés incluso anteriores a la constitución de 1994: En ésta, el juego de los arts. 18 y 41, 42 y 43 la hacen ya inequívoca. Gordillo, Agustín, (2014), “TRATADO DE DERECHO ADMINISTRATIVO Y OBRAS SELECTAS”, TOMO 2, LA DEFENSA DEL USUARIO Y DEL ADMINISTRADO. www.gordillo.com, 1ª edición, Dirección: Marcelo Bruno dos Santos, 2014.

[iii] Abba, Artemio Pedro, (2014), Nueva estructura territorial del consumo energético metropolitano / Colapsa una vetusta red de distribución que creció sobre la antigua trama barrial”, Revista Café de las Ciudades, Año 13 / Número 135-136 / Enero-Febrero 2014.

[iv] La Nación, (2016), “Mauricio Bezzecheri: La audiencia fijará la reducción paulatina de cortes de luz", diario La Nación, 18/09/16.

[v] El Promedio de Personas por Cuarto (PPC) fue  propuesto por Horacio Torres como un indicador de Nivel Socio Habitacional de la Población, ver Abba, Kullock, Novick, Pierro y Schweitzer, (2001), “Horacio Torres y los Mapas Sociales / La construcción teórica del caso Buenos Aires”, Proyecto UBACYT  AO27, Centro de Investigación Hábitat y Municipio (CIHaM), FADU/UBA, ISBN 978-987-25737-6-8, Editorial cuentahílos, Buenos Aires.

[vi] Estos datos pueden estar afectados por un subregistro de hogares de nivel socioeconómico alto y medio alto en el Censo 2010 por la circunstancia de realizarse el Censo en día feriado.

[vii] La Nación, (2016), “Discursos más políticos y muchas ausencias en la audiencia por el gas”, diario La Nación, 18-09-16.

[viii] CERES, (2016), “Análisis Comparativo de las Ta rifas de Gas Natural en Argentina y Suramérica”, Centro de Estudio de la Regulación Económica de los Servicios Públicos, Universidad de Belgrano, Año 2, Nº 3, 2016.

 

 

Anexo

Ver cuadros de eventos de incidencia metropolitana >

 

Abril 2016

Mayo 2016

Junio 2016

Julio 2016

Agosto 2016

Septiembre 2016